2 Comentarios

  1. Baiona es un lugar encantador! Decir ante todo que mi familia lleva veraneando allí muchos años y no hay agosto que no vayamos a disfrutar de sus gentes, de sus paisajes y de su magia.

    Pero este año desgraciadamente no hemos acertado con el alojamiento…
    Siempre alquilamos un piso en el centro, antes de nada nos acercamos a verlo en Semana Santa, para no llevarnos ninguna sorpresa en Agosto. Pero esta vez, confiamos en las fotos y nos pasó lo que nos pasó…

    Llegamos al Estudio y simplemente el olor echaba para atrás. No sé si por prudencia o vaya usted a saber por qué, no dijimos nada al dueño….
    La cama (sofá-cama) guardaba varias sorpresas, suciedad, migas por todas partes, un olor a… ¿pies?. La encimera de la cocina pegajosa y llena de grasa, el baño… mejor ni comentar. Solo había un juego de sábanas (rotas) y dos mantas súper sucias, con un olor a humedad y pies impresionante. Para más INRI, convivíamos con una especie de miriápodo común en esta zona, pero que había hecho nido en las cañerías llenas de moho (Scutigera Coleoptrata, si queréis buscar información en Internet)

    Después de ver todo esto, quisimos hablar con el dueño, pero éste no apareció en cuatro días ( fíjate que casualidad que su teléfono móvil funcionaba mal de vez en cuando…)Cuando se presentó, lo hizo para pedirnos los 600€ que habíamos acordado, y fue entonces cuando aprovechamos para decirle que el apartamento estaba sucio (se lo dijimos sutilmente, y ahora, no veáis cómo me arrepiento).

    El caso es, que al acabar las vacaciones me metí en la página web donde estaba publicado el anuncio de alquiler de este estudio, para dejar mi comentario y mi impresión plasmada allí.

    Comenté que el estudio era muy coqueto pero que me quedé a disgusto con la limpieza.

    Aquí es cuando comienza “el tema”. El dueño del piso, al ver nuestro comentario, comenzó a enviarnos e-mails totalmente indecentes, acusándonos de personas dañinas, mal educadas, patéticas, con “mierda” en la boca, de bajo nivel sociocultural… (Entre otros insultos).

    Me hizo mucha gracia, porque alegaba ser una persona decente, empresario y con alto nivel sociocultural (palabras textuales).

    Después de una cadena interminable de mails llenos de insultos por su parte, mi paciencia llegó a su límite y decidí publicar esta historia en internet.

    Decir que el Estudio se encuentra situado en Baiona más concretamente en el barrio Laxes-Bahiña. Cuesta 600€ y está a unos 200 m de la playa. Es la parte baja de un chalet amarillo huevo. El anuncio sigue publicado en internet.

    No sabéis como nos arrepentimos de haber sido tan prudentes y educados con este personaje… para la próxima vez ya sabemos!

    Gracias por su atención.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.