1 Comentario

  1. Unos ladrones. Compré un candado de clave numérica para la maleta, que no funcionaba, y no me lo quisieron cambiar. Me dijeron que había puesto mal la clave. Como si con una determinada clave el candado se estropeara. Además, la dueña, de una prepotencia bestial. Supongo que el hecho de no llevar una chaqueta de montaña de 300 euros influyó en su manera de tratarme. No lo recomiendo en absoluto.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.